CASTILLOS DE ESPAÑA
 

Calatorao (Aragón)


Pueblo famoso por sus canteras de piedra negra, conocidas ya desde los tiempos de los romanos, de su patrimonio destaca su castillo  de origen musulmán "Qualat al-Turab" (castillo de tierra) su torre almenada es del S-XIV, a su lado esta la iglesia  de San Bartolomé, con un cristo tallado del S-XVI


 
 

Ateca  (Aragón)


Situado en el lugar conocido como “Attakon” o “Attacum”. En la segunda mitad del siglo X ya estaba en manos de los Banu Timbal. Conquistado por el Cid en 1071, éste lo vendió tras la toma de Peñalcazar, a los pobladores de Ateca, Terrer y Calatayud, conquistándose finalmente por los aragoneses fue en el año 1122 bajo el reinado de Alfonso I “El Batallador”.
Comprende un recinto amurallado dentro del cual destacan dos torres. Una de ellas, la de Santa Maria, catalogada como Monumento Nacional, de estilo mudéjar, y otra construida sobre la antigua torre del castillo en el siglo XVI y dentro del recinto  con una elevada inclinación denominada del Reloj.
Rehabilitado y muy transformado en 2005, se convierte en Hotel restaurant.    www.castillodeateca.com

 

Olite  (Navarra)


Este gigantesco palacio de Olite fue construido entre 1402 y 1424 por deseo de Carlos III “el Noble” (Rey de Navarra entre 1387 y 1425) . En 1375 toma por esposa a Leonor de Trastámara, de cuyo matrimonio nacen ocho hijos, y entre ellos Doña Blanca (Reina de Navarra entre 1425 y 1441), madre del Príncipe de Viana.
En 1813, durante la Guerra de la Independencia, el Castillo-Palacio es incendiado por el General navarro Espoz y Mina a fin de impedir que las tropas francesas se hicieran fuertes en él. Toda la decoración interior y parte de la estructura es pasto del fuego, quedando semi-derruido y vacío.
En 1923, la Diputación Foral de Navarra convocó un concurso para elaborar un proyecto de restauración. Las obras comenzaron en 1937 y duraron aproximadamente 30 años, algo más que la propia construcción cinco siglos antes.

 

 Daroca (Aragón)


El recinto amurallado de Daroca, construido en tapial, ladrillo y piedra, se convirtió en el más extenso de Aragón, con más de cuatro kilómetros de largo, y a él se sumaron tres castillos, más de cien torreones y varias puertas, algunas de ellas monumentales. A partir del siglo XV la ciudad contó, además, con diez iglesias, seis conventos y varias decenas de palacios y casas palaciegas. Las heridas del tiempo no han permitido que los restos de tan deslumbrante patrimonio nos hayan llegado en su totalidad y plenitud, algo que, no obstante, no impide que Daroca siga siendo una de las poblaciones culturalmente más ricas de todo Aragón.
 

 

Santa Bárbara (Alicante)


El origen de la actual fortaleza hay que buscarlo a finales del siglo IX cuando la dominación musulmana.
Adquiere este castillo el nombre de Santa Bárbara porque el día de su festividad, 4 de diciembre de 1248, la tomó a los árabes el infante Alfonso de Castilla, futuro rey Alfonso X el Sabio. Tras una dura resistencia por parte de su alcaide Nicolás Pérez, en 1296 Jaime II se posesiona de todo el recinto para la corona de Aragón y ordena su remodelación. Casi un siglo después, Pedro IV el Ceremonioso manda sea rectificado el recinto y el rey Carlos I ordenará su fortificación a comienzos del siglo XVI. Durante el reinado de Felipe II se produce la gran reforma del castillo,

 

Castillo de Cuéllar (Segovia)

 

Este edificio aparece documentado en 1306 y se conoce como el castillo de los Duques de Alburquerque.
Don Beltrán de la Cueva, primer Duque de Alburquerque, fue nombrado señor de Cuéllar por el rey Enrique IV en 1464.
Tiene planta rectangular con cuatro torreones en las esquinas, tres de ellos circulares. Pertenece al duque de Albuquerque, quien lo ha cedido al Ministerio de Educación, utilizandose en la actualidad como colegio.
Declarado Monumento Artístico Nacional en 1931, está situado en la ciudadela o parte alta donde también se conservan parte de las murallas.
 


                                                                                                              SIGUE